Tras la hibernación de la actividad económica no esencial decretada para frenar la COVID-19, el pasado 13 de abril se pudieron reanudar las obras de construcción, entre ellas las de la vivienda unifamiliar en La Moraleja, que comenzaron en verano del año pasado.

La fase de construcción de la estructura está casi finalizada, de modo que el esqueleto de la vivienda -constituido por losas de hormigón armado de geometrías complejas y numerosos y esbeltos pilares de acero laminado- permite hacerse una idea muy certera de la dificultad y el reto que han supuesto el modelado y el cálculo de esta estructura -a cargo de gv408 arquitectos– o la coordinación de las obras -a cargo de los arquitectos Julio Olóriz y Luis Álvarez y de la arquitecta técnica Virginia Sanz- o, por último pero no menos importante, la ejecución de las mismas -a cargo de la empresa TRAZO.
Estas últimas semanas la construcción ofrece imágenes de la obra en el momento que más nos gusta del proceso: cuando la estructura manifiesta -por sí sola- la escala y singularidad del proyecto, y cuando adelanta la excepcionalidad de sus vistas.
gv408 arquitectos, aparte de supervisar y calcular las modificaciones del proyecto, nos hemos encargado del seguimiento y análisis de las flechas (deformaciones) medidas en puntos significativos como los extremos de algunos voladizos o los centrales de vanos largos.

Quedan pendientes de construir las escaleras y la piscina que, aparte de su originalidad, tienen también mucho interés desde el punto de vista estructural.
En las fotos puede observarse con claridad cómo se ha conservado el arbolado existente, premisa que condicionó la especial geometría del edificio.

Nº: 1134
Localización: Paseo del Conde de los Gaitanes, Alcobendas (Madrid)
Dirección Facultativa: Julio Olóriz
Project Manager: Luis Álvarez
Dirección de Ejecución: Virginia Sanz
Constructora: TRAZO

Dejar un comentario