Tras un año de obras la transformación del estadio Santiago Bernabéu ya es evidente y permite entrever la estructura de las torres que sustentarán su nueva cubierta.

Paralelamente a dichas obras han debido acometerse otras actuaciones auxiliares como la construcción de las escaleras provisionales de evacuación hacia la calle de Padre Damián, necesarias tras la demolición de los torreones norte y sur del lateral este. A través de Nüssli (la empresa encargada de su diseño y montaje) recibimos -en otoño del año pasado- el encargo de certificar la validez estructural de dicha instalación. El proyecto resuelve -con el sistema de andamios Allround de Layher- la evacuación a dos niveles superpuestos (+4,85 y +11,85m). La parte más delicada del proyecto -a efectos de carga vertical- reside en el paso inferior (libre de apoyos) de casi 8 m de luz, que se resuelve con cerchas especiales dobles. Pero la mayor complejidad surge -como es habitual en este tipo de construcciones- cuando la estructura está libre de cargas verticales (de evacuación en este caso) y sometida a la sobrecarga de viento (que incide sobre la gran superficie de las lonas atirantadas). Para evaluarla se tuvieron en cuenta la nota técnica redactada por TYPSA y las pruebas en túnel de viento realizadas por la alemana Wacker Ingeniure.

La semana pasada recibimos el encargo -a través de Reto XXI- de certificar el correcto montaje de los practicables (torres, plataformas y tarimas) que ya han permitido la grabación de los dos partidos de fútbol disputados por el Real Madrid en el estadio Alfredo di Stéfano desde que regresó el Campeonato de Primera División. En dicha instalación se utilizaron los sistemas Allround de Layher, Span 300 de UpRight  y Nivoflex Light de Schnakenberg.

Nos: 1233 y 1273
Localización: Estadios Santiago Bernabéu y Alfredo di Stéfano (Madrid)
Promotor: Real Madrid Club de Fútbol
Clientes: Nüssli Iberia SA y Reto XXI

Dejar un comentario